Logo_rediisir

Actuaciones en Consulta

blood-pressure-3312513_640

Actuaciones en la consulta inicial y de seguimiento


Estos pacientes pueden acudir solos/as o acompañados/as del personal del dispositivo de acogida y pueden llegar con o sin un motivo particular de consulta.
En primer lugar, debe atenderse el motivo de la consulta, en caso de que exista. La atención al motivo de consulta reforzará la relación sanitaria entre profesional sanitario/a y la persona que solicita la asistencia, siendo muy importante el establecimiento de vínculos de confianza.
Tanto si tienen un motivo de consulta como si no, es el momento de identificar posibles problemas de salud que requieran una atención urgente o preferente (consulta el documento de triaje).
Es buena idea aprovechar esta consulta inicial o de acogida para programar visitas posteriores, con el fin de realizar un seguimiento de los problemas de salud detectados. Se garantiza así el seguimiento de pacientes procurando mantener la longitudinalidad en la asistencia.
Este proceso inicial debe realizarse de manera coordinada entre el EAP (para una atención integral) y el personal de las entidades de los dispositivos de acogida, para solventar posibles dificultades en relación a barreras idiomáticas o culturales. También será de gran ayuda tener disponibles las pruebas que les hacen a la llegada.

Objetivos de la Consulta Inicial o de Acogida

Determinar el estado de salud de partida: anamnesis y exploración física básica, incluir un cuestionario en el gestor de informes de la historia de atención primaria.
Iniciar la identificación de necesidades en salud: solicitud de pruebas de cribado de enfermedades o de otras pruebas diagnósticas en función de la anamnesis, la exploración inicial y el país de procedencia.
Evaluar el estado de salud mental: si el tiempo es insuficiente, al menos identificar problema agudo o situación de estrés. Es importante contar con la valoración de psicólogo/as de las ONGs del dispositivo de acogida.
Derivar a otros niveles asistenciales en caso necesario.
Ofrecer actividades de prevención y promoción de salud necesarias.

Se recomienda que los resultados de esta valoración queden registrados y puedan ser accesibles desde cualquier servicio del SAS.

Mientras no exista la posibilidad de registro en la historia electrónica, se entrega un informe impreso para que la persona lo lleve consigo ante la posibilidad de traslado programado o imprevisto.

Todas las actuaciones desarrolladas en este proceso asistencial deben ser informadas a la persona incluida en el protocolo, solicitándole autorización, al menos verbal, para su realización

Actuaciones en la Consulta Inicial o de Acogida

Antes de comenzar, con el objetivo de evitar situaciones de revictimización de las personas solicitantes de protección internacional es fundamental que haya una buena coordinación entre las entidades de acogida y los servicios de salud, compartiendo información sobre la situación de la persona previo consentimiento informado, al menos de forma verbal.

En el espacio dedicado a la Coordinación y Primera Identificación de Necesidades Sociales y de Salud podrás ver en detalle los procesos de coordinación recomendados y cómo se realiza la primera identificación de necesidades de estas personas. También puedes consultar el espacio sobre la organización administrativa para el acceso sanitario.

Por otra parte, es importante tener en cuenta que es primordial para el bienestar de estas personas que respetemos su derecho a no recordar.

Es recomendable realizar la primera valoración lo antes posible, especialmente en colectivos con mayor movilidad.

Con el objetivo de evitar la duplicidad de exploraciones, se procura realizar la entrevista en acto único.

  1. ANAMNESIS SOBRE HISTORIA DE MIGRACIÓN Y ASPECTOS PSICOSOCIALES

    Puedes acceder al documento de la anamnesis sobre historia de migración y aspectos psicosociales aquí.

  2. ANAMNESIS SOBRE ANTECEDENTES DE SALUD PERSONALES Y FAMILIARES

    Consulta la Historia de Salud Única para evitar repetición de pruebas o exámenes. También, consulta con el paciente el resultado de exámenes de salud realizados previamente, los problemas de salud diagnosticados y los tratamientos realizados. En caso de que sea posible, se solicitarán los informes que lo acrediten.

    Puedes acceder al documento de la anamnesis sobre antecedentes de salud personales y familiares aquí.

  3. EXPLORACIÓN

    Se realizará una exploración clínica habitual y, en especial, se valorará:

  1. PRUEBAS

La petición de pruebas complementarias irá orientada según la sintomatología actual y la prevalencia de enfermedades infecciosas, genéticas y crónicas según el país de procedencia y ruta migratoria.

Se recomienda establecer perfiles analíticos básicos a los que se pueden añadir o eliminar pruebas en función de los resultados de la evaluación inicial.

La previsión de estancia de la persona en nuestro ámbito de actuación ha de ser valorada para adaptar la solicitud de determinadas pruebas y/o seguimientos.

Es fundamental informar en todo momento a la persona del objeto de las pruebas a realizar y las consecuencias, para obtener su consentimiento informado al menos de forma verbal.

En el caso de menores, en líneas generales, se puede afirmar que el menor emancipado y el menor mayor de 16 años, tienen reconocida capacidad legal para decidir. En cuanto al menor de 16 años con suficiente madurez puede actuar de forma autónoma con base en la capacidad natural del niño. Cuando no posea suficiente capacidad natural actuarán los representantes legales (Blasco, 2015).

Aquí se pueden consultar las pruebas generales y las pruebas específicas (según edad, país de origen o factores de riesgo) que se aplican actualmente en algunos ámbitos sanitarios andaluces. No obstante, se trata de una lista orientativa, ya que los criterios para realizar tales pruebas se encuentran en proceso constante de actualización.

Para consultar los protocolos actualizados de cada una de las enfermedades transmisibles consultar el Centro Nacional de Epidemiología, Vigilancia en Salud Pública (RENAVE).